Accueil > Día escolar de las matemáticas 2014 > La computación en la educación matemática > A partir del 2000

A partir del 2000

2. A partir del 2000. De la revolución de Internet a las multiplataformas de la información y la comunicación

Con la llegada del nuevo milenio se produce la transferencia de las competencias en materia educativa, por parte de la Administración Central a las CC.AA. que aún no las tenían. Desde este momento cada comunidad elaborará su propio plan de integración de las TIC y se va a producir una notable dispersión de esfuerzos y también de planes, modelos, ritmos, decisiones y prácticas de aplicación de las distintas políticas sobre las TIC. Este hecho se manifiesta de una manera clara en los informes de las consejerías de educación de las distintas comunidades en el congreso de Educared en Madrid en noviembre de 2005. Pero se puede considerar que la práctica totalidad de los centros educativos tienen una dotación de medios informáticas estandarizada consistente de forma fundamental en una o varias aulas de informática, algunos ordenadores para las tareas del profesorado y ordenadores para la gestión administrativa.

Con el año 2.000 se produce también un hecho que va a marcar notables diferencias con la situación anterior : aparecen y se generalizan en los centros las redes locales y se produce de forma paulatina un acceso generalizado de los centros a Internet.

El número medio de alumnos por cada ordenador destinado a tareas de enseñanza, es decir, sin contabilizar los de gestión y los del profesorado desciende de manera notable, aunque de forma muy desigual en las distintas CC.AA. La media nacional, en el curso 2003-04, se sitúa en torno a 13 alumnos por puesto informático dedicado a funciones de docencia, aunque el abanico geográfico es muy amplio abarcando desde los 3,2 alumnos por ordenador en Extremadura, donde la administración ha optado por poner un ordenador en las aulas por cada dos alumnos, y los 24,6 alumnos por ordenador de Andalucía. Curiosamente esas dos comunidades hacen una apuesta muy fuerte por el software libre alejándose de los estándares de software comercial y sistemas operativos más habituales. La Comunidad Autónoma de Madrid se mantiene casi dos puntos por encima de la media nacional con 14,8 alumnos por ordenador ; 13,7 en los centros públicos y 16,5 en los privados.