Accueil > Día escolar de las matemáticas 2014 > La computación en la educación matemática > Utilización de las TIC.

Utilización de las TIC.

3. Utilización de las TIC en la enseñanza de las Matemáticas

En todas las propuestas curriculares, al menos en la asignatura de matemáticas, se hace mención explícita a la utilización de las TIC. Así en la LOE, en el currículo de la ESO se destaca :

Objetivos generales de la ESO. LOE

e) Desarrollar destrezas básicas en la utilización de las fuentes de información para, con sentido crítico, adquirir nuevos conocimientos, así como una preparación básica en el campo de las tecnologías, especialmente las de la información y la comunicación.

Este objetivo general se repetirá, sin cambiar ni una coma, en la práctica totalidad de los decretos autonómicos

Si descendemos al currículo de Matemáticas :

Objetivos de Matemáticas ESO. LOE

7. Utilizar de forma adecuada los distintos medios tecnológicos (calculadoras, ordenadores, etc) tanto para los cálculos como en la búsqueda, tratamiento y representación de informaciones de índole diversa y también para ayudar en el aprendizaje de las matemáticas

En bachillerato

Objetivo 7 (Bach. CC.NN.)

Aprovechar los recursos aportados por las tecnologías actuales para obtener y procesar información, facilitar la comprensión de fenómenos dinámicos, ahorrar tiempo en los cálculos y usar como herramienta en la resolución de problemas

Objetivo 8 (Bach. CC.SS.)

Utilizar variados recursos informáticos en la búsqueda selectiva y el tratamiento de la información gráfica, estadística, algebraica y financiera, interpretando con corrección y profundidad los resultados obtenidos de este tratamiento.

En los contenidos, en el Bloque 1 de contenidos comunes de todos los cursos desde 1º hasta 4º se incluirá un párrafo genérico con una redacción similar a esta de la CAM

Utilización de herramientas tecnológicas para facilitar los cálculos de tipo numérico, algebraico o estadístico, loas representaciones funcionales y la comprensión de propiedades geométricas.

Curiosamente, los contenidos específicos del resto de los bloques y los criterios de evaluación para conseguir estos objetivos y para valorar su nivel de cumplimiento brillan por su ausencia, tanto en la LOE como en leyes educativas anteriores y, por supuesto, también en el borrador de la LOMCE, de dudosa aplicación futura. Los desarrollos de las distintas CC.AA. no aportan, en este sentido, mucha más luz sobre la forma de lograr el cumplimiento de estos objetivos y lo que es más grave, de cómo evaluar su consecución. De hecho, en nuestro país, un alumno puede terminar la ESO, e incluso el bachillerato, sin haber utilizado ni una sola aplicación informática en el desarrollo de algún contenido matemático. ¡Y no por eso suspenderá matemáticas !